El BOOM de los robo advisor, ¿Qué ha pasado?

Gabriel Rodriguez
Gabriel Rodriguez

Existen muchas formas de poner a trabajar nuestros ahorros: podemos invertir en inmuebles, comprar acciones o bonos, en nuevas empresas o en el merado entero.

¿Sabías que puedes invertir en el mercado mundial de acciones con un presupuesto simbólico y que además no hace falta que te preocupes de comprar o vender?

Este es el tema de nuestro artículo de hoy, los fondos indexados y en concreto los robo advisors, esa forma de inversión que está ganando cada vez más adeptos en toda Europa.

Si quieres invertir en acciones de algunas de las mejores empresas del mundo, de todos los países y con unas comisiones ajustadas, pero no tienes tiempo de investigar acción por acción y empresa por empresa, no te preocupes. Si sigues unos principios básicos no te hará falta.

Los requisitos básicos:

  • Invertir en todo el mercado
  • Invertir a largo plazo (con un mínimo horizonte de 5 años)
  • Hacer aportaciones mensuales constantes

¿Cómo hacerlo?

  • Sólo tienes que preocuparte de invertir en fondos indexados o robo advisors
  • Mantener tu inversión un tiempo suficiente. A largo plazo el mercado siempre sube (o al menos así ha sido durante toda la historia de la bolsa)

¿Pero qué es un índice?

De forma general, los fondos de inversión indexados replican los índices de los mercados. Se llaman «índices» porque hacen referencia a los «índices bursátiles», que son los valores (totales) de las bolsas, algo así como un conjunto selecto de empresas.

Como ejemplo, el índice IBEX 35 es el indicador donde se reúnen las 35 empresas españolas de mayor tamaño que cotizan en bolsa. Tenemos ahí Inditex, Telefónica y muchas empresas más. Otro ejemplo cásico es el S&P 500, un índice de Estados Unidos (seguramente el índice más seguido del mundo), donde se recogen 500 compañías, por tamaño (capitalización bursátil). Ahí tenemos a empresas tan conocidas como Apple, Google, Microsofts, Facebook o Tesla. O El Nasdaq 100, donde se encuentran empresas principalmente tecnológicas.

¿Por qué deberíamos invertir en índices?

La respuesta rápida es porque la gestión pasiva (invertir en todo el mercado) ha demostrado ser más rentable a largo plazo que la gestión activa (cuando hay gestores detrás que eligen qué acciones concretas poner en ese fondo).

¿Por qué? A veces por la puntería de esos gestores al elegir las acciones concretas y en general por las altas comisiones que se cobran en la gestión activa, que no siempre vienen a razón de unos rendimientos superiores. Esto se ha ido demostrando a lo largo de diferentes estudios académicos, aunque es verdad que existe una gran polémica ya que mucha de la gestión catalogada como “activa” no lo es tanto (sigue prácticamente al índice de manera similar a la que lo haría un fondo indexado pero con mayores comisiones) y a la vez hay un porcentaje (pequeño) de gestores que si logran batir al mercado de forma continuada.

Como ejemplo traemos un ETF que replica al índice mundial MSCI World durante la última década:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *